Imprimir
34 ANIVERSARIO DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA
34 ANIVERSARIO DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA

Todos podemos compartir este 6 de diciembre en recuerdo y en honor de nuestra Carta Magna.

La Constitución de 1978 es la Constitución de los derechos. De los derechos individuales, como el derecho a la vida, a la integridad física, a la libertad ideológica, religiosa o de culto, a la libertad de expresión, a la educación. Y de los derechos sociales, como la protección a la familia, al medio ambiente, al trabajo, a la salud.

En la Constitución de 1978 se recogen todos ellos y todos deben considerarse para organizar la sociedad; en todo momento y más aún en épocas difíciles. En el marco de nuestra Constitución se ha desarrollado un Estado autonómico que es la base del bienestar de nuestro país, y la clave de la reducción de las enormes desiguales que existieron en el pasado entre las diferentes regiones españolas. El modelo autonómico ha ido avanzando y desarrollándose, adaptándose a los tiempos, mejorando su funcionamiento y progresando a través de las diferentes reformas estatutarias.

Para nosotros, para los castellano-manchegos, la autonomía política ha sido un verdadero acelerador histórico que nos ha permitido hacer muchas cosas en poco tiempo, mientras dejábamos atrás el desierto de la resignación y del "ir tirando".

La conciencia de que nuestro destino depende fundamentalmente de nosotros mismos nos ha dado un plus de responsabilidad y ha estimulado nuestras voluntades e inteligencias.

En fin, hoy es un día para sentir el orgullo de ser españoles a fuer de ser de Castilla-La Mancha. Los españoles que soñaron con la libertad y la democracia antes de 1978 cumplieron su sueño. Ahora, 34 años después, en medio de dificultades económicas y de los problemas que de ellos se derivan, podemos mantener la esperanza. Esto es, el sueño de los hombres despiertos, porque nuestra convivencia está bien organizada por una Constitución que no sólo hay que cumplir y hacer cumplir, sino que debemos cuidar, proteger y ensanchar.

Algunas voces proclaman sin pudor que "cuanto menos gobierno más libertad" y que la universalización del liberalismo sin límite ninguno ha triunfado definitivamente. Tal vez ahora sea momento de recordar con nuestra Constitución, el artículo 128, que "toda riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general". También "se reconoce la iniciativa pública en la actividad económica, sin olvidar que los derechos de los ciudadanos se tienen que poder financiar y para eso se necesita un Estado que recaude de manera justa recursos suficientes.

Felicitémonos hoy por los treinta y cuatro años de convivencia en paz, libertad y democracia que, amparados bajo el paraguas de la Constitución de 1978, hemos sabido disfrutar los españoles; y sigamos trabajando para defender el Estado del Bienestar, impulsar el crecimiento económico y el futuro de España y de Castilla-La Mancha.