Imprimir
Beatriz Fernández asegura que dar respuestas más rápidas a las solicitudes y escritos de los vecinos es su “reto personal”
Beatriz Fernández asegura que dar respuestas más rápidas a las solicitudes y escritos de los vecinos es su “reto personal”
La concejala de Personal del Ayuntamiento de Pedro Muñoz, Beatriz Fernández, mantuvo una reunión con los representantes de los trabajadores municipales para trasladarles su intención de reorganizar los departamentos del Ayuntamiento “con el fin de mejorar la atención al ciudadano y de dar una respuesta más rápida a las solicitudes y escritos de los vecinos”.


Para ello, a finales de octubre estará finalizada la redistribución de espacios y personal en el Ayuntamiento


La concejala de Personal del Ayuntamiento de Pedro Muñoz, Beatriz Fernández, mantuvo una reunión con los representantes de los trabajadores municipales para trasladarles su intención de reorganizar los departamentos del Ayuntamiento “con el fin de mejorar la atención al ciudadano y de dar una respuesta más rápida a las solicitudes y escritos de los vecinos”.

Fernández ha explicado que el actual equipo de gobierno apuesta por un Ayuntamiento “más ágil, menos burocratizado y más austero” y ha añadido que “el consistorio tiene que funcionar como lo que es, una Administración, un centro gestor que pagan los vecinos a quienes prestamos unos servicios”.

La responsable de Personal indicaba que su “reto personal” es conseguir “una buena atención al ciudadano que se acerque al Ayuntamiento y una respuesta rápida, es decir, que no se agoten los plazos para resolver un expediente, instancia, reclamación o cualquier demanda, sino que, en la medida de lo posible, el vecino se lleve la solución en el mismo instante o cuanto antes”.

En este sentido, Beatriz Fernández afirmaba que “la efectividad en el trabajo tiene que ser el objetivo que se marque cada funcionario o empleado, porque ofrecer una buena atención a los ciudadanos es el principal cometido de todos los trabajadores públicos” y apelaba a la responsabilidad de todas las personas que trabajan en el Ayuntamiento “para lograr, entre todos, este fin”.

Fernández reconocía que “el margen de maniobra no es muy grande, ya que en los departamentos, hay más auxiliares que técnicos” pero confiaba en poder “encajar correctamente el puzle y engranar las piezas para que todo funcione en beneficio de los vecinos”. 

La redistribución de espacios y personal en el Ayuntamiento se llevará a cabo a finales de este mes de octubre, una iniciativa que “contribuirá a motivar a los propios trabajadores y, fundamentalmente, dará respuesta inmediata a lo que demandan los ciudadanos”, concluía Fernández.